Alopecia Androgénica

La alopecia androgénica, también conocida por androgenética, es la pérdida de cabello más común que se presenta entre la población. Se origina directamente por factores genéticos, es decir, hereditaria. Los especialistas lo consideran como un proceso de calvicie progresiva.

Este tipo de condición afecta a hombres y mujeres, estas últimas en menor cantidad. En el caso de los hombres, se calcula que alrededor de 9 de cada 10  empiezan a sufrir caída del cabello a partir de los 21 años. Por su parte, en las mujeres está más relacionado con un proceso hormonal, la tasa 4 de 10, en especial luego de atravesar la menopausia.

Alopecia androgénica síntomas

Así como el porcentaje de hombres y mujeres que se ven afectados por este tipo de alopecia son distintos, de igual forma lo son sus síntomas, por ello es importante saber diferenciarlos.

Síntomas en los hombres

En primer lugar, es importante establecer que aunque los antecedentes familiares juegan un papel importante, no es un factor determinante, es decir, puede presentarse en cualquiera. Los primeros cambios se dan cerca de la zona de la coronilla y la frente, cuando los folículos capilares se van haciendo más finos hasta desaparecer.

Estas áreas empezarán a verse un tanto despobladas de cabello ya que de a poco se irá perdiendo la densidad, es allí donde se presentan los claros en el cuero cabelludo o también las conocidas entradas. Los cambios son más evidentes son después de la ducha o cuando se encuentran bajo una fuente de luz intensa.

alopecia androgénica en hombres

Según los especialistas, la alopecia androgénica masculina tiene siete grados de intensidad, reflejados en la escala Norwood. Es importante destacar que el séptimo es el más avanzado, con calvicie total, pero no todos los pacientes llegan hasta ese punto, en especial si reciben algún tipo de tratamiento especializado.

Síntomas en las mujeres

Las mujeres, por su parte, tienden a experimentar pérdida en la densidad capilar, es decir, zonas del cuero cabelludo donde la concentración de pelo es escasa. Las áreas comunes son la región central y de la frente que se hace mucho más ancha ya que la raya de nacimiento se va corriendo.

El nivel de avance de la alopecia en las mujeres se mide por la escala de Ludwig y Olsen, tiene tres grados, siendo el tercero el más avanzado, donde la paciente experimenta una calvicie bastante evidente e irreversible, aunque son contados casos los que llegan a este nivel.

Alopecia androgénica femenina

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud, se calcula que alrededor del 15% la población mundial femenina menor de 40 años sufre de alopecia androgénica, mientras que después de la menopausia se eleva a 40% la cantidad de afectadas.

En caso de las mujeres jóvenes, aparte de los factores genéticos, también está asociada con cuadros depresivos y desorden en las hormonas. A diferencia de la condición masculina, aquí hay pérdida de densidad, en especial en la parte superior de la cabeza y no caída del cabello.

alopecia androgenica en las mujeres

La alopecia androgénica en las mujeres se presenta cuando los folículos pilosos empiezan a degradarse por tener una mayor concentración de hormonas masculinas donde destacan la androsterona, la testosterona y la dihidrotestosterona o DHT, considerada como la causante de esta condición en los hombres. Cuando los niveles de estas suben, las agrupaciones de pelos (folículos pilosos) se van agotando de forma continua, quiere decir que crece en menor cantidad y más frágil.

Con el tiempo los folículos terminan secándose, mientras que en los hombres no sucede, sigue creciendo cabello pero lentamente y quebradizo.

Alopecia androgénica tratamientos

Es importante destacar que una vez que el pelo se ha perdido es imposible poder recuperarlo, lo que se busca es frenar la evolución de la alopecia y de este modo poder alargar el ciclo de vida del cabello, aparte de garantizar que crezca fuerte, de allí que los especialistas se enfoquen en los folículos que aún están activos. De acuerdo con el grado de avance se determinará cuál es el tratamiento más apropiado.

Para las primeras etapas de esta patología donde el cabello se empieza a debilitar, las opciones disponibles son variadas y en su mayoría están dirigidas a la estimulación de los folículos que han empezado a verse afectados. Existen algunas alternativas bastante recomendadas como:

Láser para el cuero cabelludo

Aplicado directamente en el cuero cabelludo ayuda a mejorar la circulación de la sangre la zona crítica, de este modo los folículos empiezan a recibir mayor cantidad de oxígeno y nutrientes que ayudarán a que el cabello crezca de forma abundante y fuerte.

Estimulación capilar

A través de distintas técnicas se busca frenar la caída del cabello que en algunos casos permite regenerar su crecimiento. Entre las que mejores beneficios ofrecen se encuentran:

  • Bioestimulación Transdérmica: También conocida como BET, consiste en la estimulación del cuero cabelludo a través de un lápiz electrónico que se encarga de realizar micro perforaciones tan rápidas que el paciente apenas siente molestia. Estas permiten obtener nuevas vías para los folículos pilosos, así como para que otros tratamientos puedan penetrar más fácilmente. Según algunos estudios, esta técnica ayuda a la formación de colágeno, que entre otras cosas fortalece el cabello y combate su caída.
  • Minoxidil: El minoxidil es un vasodilatador que aumenta la circulación sanguínea del área afectada. A pesar de que es un medicamento tópico, para estos casos se aplica mediante compresores de aire que ejercen una pequeña presión en el cuero cabelludo, de esta forma, el fármaco se absorbe mejor y los resultados se evidencian en menor tiempo.
  • Masoterapia capilar: Este tratamiento de carácter estético consiste en la aplicación de pequeñas y finas inyecciones sobre la parte más superficial del cuero cabelludo, allí el paciente reciba una combinación de vitaminas, aminoácidos, vasodilatadores y oligoelementos que tienen por finalidad detener la caída del cabello y regular los folículos para que crezca pelo fuerte y más abundante.

Ahora bien, para casos avanzados donde la pérdida de la densidad y las zonas despobladas son muy visibles, hay algunas alternativas que se convierten en medidas definitivas, entre ellas destacan:

  • Prótesis capilares: Se trata de pequeñas piezas elaboradas con el cabello del paciente, estas se integran al pelo ya existente a través de una malla de hilo, transpirable y sobre todo indetectable. El resultado es mayor densidad y volumen. Los especialistas también destacan la mejoría en el estado anímico de la persona, quien poco a poco empezará a sentirse mejor consigo mismo.
  • Injerto capilar de menor tamaño: Es una intervención quirúrgica de menor tamaño que consiste en la extracción de pelo del paciente de una zona que se considere sana, es decir, donde los folículos se encuentren en buen estado y produzcan cabello con normalidad. Una vez retirado se inserta en el área donde se necesita.

Cómo saber si tengo alopecia androgénica

Hay diversos síntomas o señales que podrían encender las alarmas ante un posible problema en el cuero cabelludo que estaría o no relacionado con la alopecia de tipo androgénico. En primer lugar hay que destacar que todas las personas pierden una gran cantidad de pelo todos los días, esto no representa que se vayan a quedar calvos, por el contrario, es un mecanismo de renovación, por cada uno que se cae otro empieza a crecer. 

Estas señales varían entre hombres y mujeres, siendo los caballeros los que podrían notar cambios de forma rápida y así recibir tratamiento oportuno. Entre las principales destacan:

alopecia androgénica síntomas

Señales en hombres

  • Las entradas poco disimuladas a corta edad: Los hombres suelen experimentar entradas en el cabello, sin embargo cuando estas se dan de forma exagerada antes de lo 30 años es posible que se trate de un problema de alopecia androgénica.
  • Forma de V en la frente: Conocida como el pico de la viuda, se presenta cuando la línea del cabello se empieza a correr y queda una especie de V. Es más alarmante cuando se da en pacientes menores de 40 años.
  • Pérdida de densidad en la coronilla: Es una de las señales más claras de alopecia androgénica. Puede que el paciente no tenga siquiera entradas pero la zona parietal, también conocida como la coronilla, sufre pérdida de la densidad del cabello y poco a poco la zona tiende a verse despoblada.
  • No crece cabello en la frente: Cuando se retrasa el crecimiento de cabello en la zona de la frente hay que estar alerta. Es normal que se caiga pero este debe nacer de nuevo, sin embargo cuando hay problemas de alopecia no ocurre.

Señales en las mujeres

Así como los casos de alopecia androgénica son menores en las mujeres, lo mismo sucede con son sus síntomas. Es poco visible a simple vista ya que esta condición se centra sobre la zona superior de la cabeza femenina, en cuadros extremos puede llegar a extenderse por el resto.

La mejor forma para detectar alguna anomalía de este tipo es dividir el cabello al centro, de modo que se forme una raya. Cuando hay problemas de alopecia esta se irá volviendo ancha o gruesa, es decir, quedará más cuero cabelludo visible, por lo que hay que acudir de inmediato con el especialista.

Alopecia Androgénica
5 (100%) 2 votos